Webretail en las redes

Novedades
IMPUESTOS Y COSTOS | 07/12/2017

¿Tarjeta o efectivo?

Financiamiento - Opciones de pago: los comercios destacan que la alta presión impositiva y los cargos terminan quedándose con una porción importante de sus ingresos.

Los consumidores se fastidian cuando ven el cartelito de "No aceptamos tarjeta", y está bien que así sea porque es obligatorio tener un medio electrónico de cobro tanto para comercios como para prestadores de servicios. La otra escena es cuando el bendito cartel reza "10% de recargo con tarjeta", otra regla ampliamente aplicada e ilegal. Pero atrás de la resistencia a utilizar tarjetas de crédito y débito, no hay sólo facturación en negro. También prima el rebusque de los negocios para esquivar costos fijos altos, impuestos, retenciones y demoras en recibir el dinero cada vez que cobran con una tarjeta de crédito o débito.

Pese a las rebajas acordadas con los bancos hace unos meses, en promedio, cuando alguien cobra con tarjeta de crédito o débito $ 100, recibe en su cuenta bancaria $ 89,7 que pueden demorar en acreditarse hasta 18 días, según datos de la procesadora de pagos Increase. Y de eso, $ 21 corresponden al IVA que debe reintegrarse a la AFIP.

En un promedio entre 9500 comercios monitoreados por Increase, el 2,22% de la facturación corresponde a costos de comisiones de las tarjetas de crédito y débito (el arancel de los pagos con crédito es 2,5% y con débito 1,2%). Pero a eso se suma un 2,51% que pagan en concepto de financiación, por las cuotas ofrecidas a los clientes.

A la suma también hay que agregar un 0,06% por el alquiler del POS; la terminal para pasar los plásticos, y un 0,69% que en promedio pagan por las promociones sobre el total facturado. Así en cargos de bancos, tarjetas y servicio de POS el costo es de 5,48 por ciento.

A eso se suma otro tanto de cargos, percepciones y retenciones que aplica la AFIP. Un 3,94% de lo facturado se va en promedio en retenciones de IVA, Ganancias e Ingresos Brutos. Las percepciones de los mismos impuestos restan un 0,1% más de la facturación, y un 0,78% queda en el camino para pagar el IVA por el arancel y los intereses que paga el comercio. Así al bolsillo o la cuenta del vendedor la facturación llega con un descuento total del 10,3%.

"Los cargos directos que cobran las tarjetas disminuyeron levemente este año, pero hay otros costos como los de financiación, a los que además se les aplica IVA, el costo final es mucho más alto que sólo la comisión por la operación", explica Ana Laura Jaruf, del departamento de Economía de la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

Fuente: La Nación



//Notas relacionadas

Internacionales
Juan Cúneo

CEO de Falabella cree en las nuevas tecnologías

Juan Cúneo, presidente de Falabella, explicó cuáles son las nuevas tendencias a las que hay que hacer caso y qué cosas ya no cuentan como parámetros de crecimiento.
Retailers
Posadas

Libertad reinaugura

El próximo jueves 5 de diciembre Libertad realizará un evento por la reinauguración de su Paseo Comercial Posadas.
Tendencias
Cambios en la pirámide

Creció la clase media

De la mano de la inflación, el ingreso mensual promedio de la clase media llegó a los cinco dígitos.

//Seguinos en twitter